Bonifaci Ferrer i Miquel

Dejó su impronta en uno de los primeros libros impresos en la península ibérica

Escrito por Sara I.

Biografía

Boniface Ferrer, fue hijo de Guillem Ferrer y Constança Miquel, nació en Valencia en la calle del Mar, en el año 1355, Aunque algún historiador afirma que nació antes de 1350.

Fue bautizado en la Pila de la Parroquia de San Esteve, en la misma Pila que lo fue su hermano, el glorioso San Vicente Ferrer. Documentalmente aparecen cinco hermanos de Bonifaci: Pere, Vicent, Constança, Francesca y Agnes.

Siendo aún muy joven, Bonifaci Ferrer, obtuvo el grado de Bachiller en la Universidad de Lérida. Por su obra “De schismate Pisano” sabemos que cursó sus estudios de derecho en Perusa (Italia) y que fue discípulo muy aventajado del famoso Pere Baldo degli Ubaldi. Estos estudios se han de situar un poco antes de 1370 y nunca después de 1375. Este año regresó a Valencia para ejercer la carrera de abogado.

Consiguió el Doctorado en Sagrada Teología. En 1376 el obispo de Valencia lo nombró Profesor de Derecho. En 1381 aparece como Regente de la Asesoría de la Curia de Gobierno del Reino de Valencia. En 1385 fue nombrado asesor del Justicia Criminal de Valencia, y en el año 1388 Jurado de ciudadanos, y poco después en 1389, abogado de la Ciudad.

En 1382 contrae matrimonio con Jaumeta Despont, de la cual tuvo cuatro hijos y siete hijas. Durante la peste de Valencia en 1394, perdió a su mujer y a nueve de sus once hijos.

Bonifaci Ferrer, a consecuencia de las desgracias que le pasaron y seguramente, aconsejado por su hermano Vicente, decidió abrazar la vida monástica e ingresó en la Cartuja de Porta-Coeli el 21 de marzo, de 1396, donde cogió el hábito.

En 1398 fue elegido Maestro de Novicios, y en 1400 Prior del Monasterio. Posteriormente el 23 de junio de 1402, es elegido para el más alto cargo de la Cartuja, XVII General de la Orden.

Tuvo gran influencia en las decisiones que se tomaban en aquel momento en Europa e materias religiosas, debido a la gran amistad con el Papa Benedicto XIII, jurídica y política. Estas actividades las compaginó con la vida monástica.

La relevancia de su persona le permitió ser uno de los tres representantes del Reino de Valencia junto con su hermano San Vicente Ferrer y Pedro Beltrán en el compromiso de Caspe, por el cual se decidió la sucesión de Martín I de Aragón a causa de haber fallecido este sin descendencia.

El año 1415 sale de su Cartuja por última vez con el fin de asistir en Perpiñan a una gran reunión, para ultimar lo referente al Cisma de Occidente.

Habiendo cumplido su misión diplomática ingresó en la Cartuja de Vall de Cristo en la localidad de Altura, de la que llegó a ser prior mayor. Una vez allí se dedicó, ente otras cosas, a fabricar una serie de imágenes de la Virgen María. La aparición de una de ellas un siglo más tarde en la Cueva Santa provocó la santificación de este lugar.

Murió al año siguiente, el 29 de abril de 1417. El 29 de abril de 1917, los restos mortales de Fray Bonifacio Ferrer que en un primer momento, tras su fallecimiento, reposaban en la Cartuja de Vall de Crist y posteriormente en la Iglesia de San Miguel Arcángel de la Villa de Altura (13 de abril de 1895); fueron trasladados al Santuario de la Cueva Santa donde reposan desde aquel momento.

Las obras del influyente Bonifaci Ferrer

En su trabajo literario predominan las obras en latín, referidos a temas cartujanos, sobre el Cisma y jurídicas. En valenciano aparece la obra Gojos del Roser, y multitud de sermones. Pero indudablemente la obra más destacada es la traducción al valenciano de la Biblia, su obra fue uno de los primeros libros en ser impresos en la península Ibérica varios años después de su muerte, concretamente en 1478, a manos del célebre impresor Lambert Palmart. Desgraciadamente, no se ha conservado de esta edición sino solamente el colofón, que se custodia en la biblioteca de la Hispanic Society:

Gracies infinides sien fetes al omnipotent Deu e senyor nostre Jesucrist, e a la humil e sacratissima Verge Maria, mare sua. Acaba la Biblia, molt vera e catholica, treta de una Biblia del noble mossen Berenguer Vives de Boïl, cavaller, la qual fon trelladada de aquella propia que fon arromançada, en lo Monestir de Portaceli, de lengua latina en la nostra valenciana, per lo molt reverend micer Bonifaci Ferrer, doctor en cascun Dret e en la facultat de sacra Theologia, e don de tota la Cartoxa, germà del benaventurat sanct Vicent Ferrer, del Orde de Pricadors, en la cual translacio foren, e atres singulars, homens de sciencia. E ara derrerament, esta es stada diligentment corregida, vista e reconeguda, per lo reverend mestre Jaume Borrell, mestre en sacra Theologia, del Orde de Pricadors e inquisidor en Regne de Valencia. Est stada empremtada en la ciutat de Valencia, a despeses del magnifich en Philip Vizlant, mercader, de la villa de Isne de Alta Alamanya, per mestre Alfonso Fernandez de Cordova, del Regne de Castella, e per mestre Lambert Palomar, alamany, mestre en Arts. Començada en lo mes de febrer del any mil quatrecents setantaset, e acabada en lo mes de març del any mil CCCCLXXVIII.

Otras obras

  • Breviari
  • Martirologi
  • Epistoles del cicle liturgic anual